miércoles, 4 de marzo de 2009

Un día cualquiera II

Después de un buen almuerzo, que duró demasiado, nos vamos, con algo de prisa, a la 'Fundación' . En la recepción, una señora sentada detrás de un mostrador, me mira un instante por encima de sus gafas y después sigue revolviendo papeles.

-
(Espero mi turno, recibido alto y claro).( No pasa naaaada.)

Atiende a un par de personas...

-(No se puede fumar.)

Contesta el teléfono..

- (Si salgo seguro que se llena de gente. Puedo esperar, fumaré luego.)

Llega uno que parece ser un profesor y la pone a buscar unas llaves que no encuentra. (Yo visualizo a Camps vestido de naranja Guantanamo mientras finjo estar interesado en el panel.)

-El teléfono otra vez...

-(Hooooom.......Ya veras toda la mañana aquí.)

Pasa un grupito de pijos y la como la tía nos salio de buena familia los saluda a todos. Uno por uno, como debe ser claro que si.

-(date aire guapa)[...] (Me fumaré dos.)

Vuelve el de las llaves..... (al verlo me viene a la cabeza la imagen de Bruce Willis en Pulp Fiction con la katana y sigo mirando el estúpido panel).



Que se las ha dejado dentro y que no puede abrir. La señora va mandándome miradas de reojo y yo respondo con muecas intentando sonreír. Antes de poder atenderme pasan; otra profesora (o lo que sea), uno quejándose del baño, la señora de la limpieza y Groucho Marx que me golpea en la cara con un matasuegras.



-Si, dime...

-ehh...(titubeo...¿se dirige a mi?)....si. Mire. Venía por lo del curso 'Realización de un cortometraje' y...

-Ese curso empezó ayer y todas las plazas estan ocupadas.

-Pero a mi me dijerón que empezaba el Jueves y que quedaban plazas todavía.

-¿Quien te dijo eso?

-Yo llame por teléfono, no se...
(Pero a no ser que tenga un enano de 1,40 escondido detrás del mostrador que se dedique putear al personal no veo a nadie más contestando el teléfono. )

Intento poner cara de perrito abandonado mientras busco con la mirada posibles armas homicidas. (Hay un par de bolis afilados, una grapadora, el extintor...).

La señora se da la vuelta y se va...

- ( ...yo creo que con un par de litros de gasolina bastaran.)

Por un momento pensé que me dejaba con la palabra en la boca pero vuelve y me entrega unos papeles.

-Mira, rellena esto que siempre falla alguien. Les diré que te llamen.

-Gracias.... (suena la sinfonía)



Gracias a un humilde bocata, que me quitó la mala leche, no perdí los papeles, la señora no me mando a la mierda (o a prisión) y recibí esa llamada de teléfono. Hoy empiezo el curso. A todo el mundo que me pregunta se lo cuento

-Voy a hacer un curso de cortos....¿Como que para que? Pues para hacer un corto....

Las caras van desde el escepticismo piadoso hasta el amarillo paterno-condescendiente. Solo uno me dijo;
-Ye! pues yo quiero un papel.



-Pues claro....(¿¿¿y de que coño voy a hacer yo el corto???)

No hay comentarios: