lunes, 25 de mayo de 2009

PAPAM HABEMUS





Tras casi 10 años de trabajos, la comisión de investigación formada en Irlanda para esclarecer los abusos físicos y sexuales sobre miles de niños desfavorecidos ha hecho públicos sus trabajos esta semana. El informe no ha sido ajeno a la controversia porque no publica los nombres de los más de 400 religiosos y religiosas y un centenar de seglares acusados por las víctimas. No ha sido una sorpresa: los investigadores renunciaron a airear la identidad de los acusados -muchos de ellos ya fallecidos, otros enfermos- a cambio de que las órdenes religiosas implicadas aceptaran colaborar en la investigación.


"Hacían lo que querían contigo"

"Aquellos enormes dormitorios con 250 niños tenían una habitación de castigo y se oían los gritos de los niños llorando de horror y dolor. Los gritos se extendían por todo el dormitorio y eran otra forma de meternos el miedo en el cuerpo. Y abusaban sexualmente de los niños, les degradaban sexualmente enfrente de los otros niños. De mí también abusaron sexualmente. Oh, sí. Yo era una persona fuerte. Aún lo soy. Y a la gente con carácter siempre la llevaban a la habitación de castigo y ahí dos o tres hermanos hacían lo que querían contigo, para satisfacer sus costumbres más sucias. Cuando eres un niño no comprendes los abusos sexuales. No sabes lo que es el sexo. Pero en el fondo del corazón sabías que era algo malo. Hay cosas que no comprendes pero sabes que son algo terrible".

via:ELPAÍS.COM


PAPAM HABEMUS

Tutor de los perdones

distribuidor de penas

condona las condenas

condena los condones

Mario Benedetti

No se puede ocultar que a los medios de comunicación, con su banalización de la violencia, presentada como un comportamiento humano normal y corriente, les corresponde una grave responsabilidad.

BENEDICTO XVI

¿Y la grave responsabilidad de la iglesia con su banalización de los abusos sexuales a quien le corresponde?
A pesar de las muchas denuncias de los que pasaron por el Auxilio Social de Franco, alguien decidió que en España una investigación similar estaba fuera de lugar.

9 comentarios:

Belén dijo...

Totalmente de acuerdo, dicen que preservan la vida humana, y lo que hacen es convertirla en lo que ellos mismos conocen como el infierno

Besicos

calma dijo...

Es terrible esto que nos muestras, me provocan un asco y una indignación tremenda. No los soporto.
Besos wapo

LLop dijo...

A mi lo que más me indigna es que en España no se investigue nada. Total impunidad para la represión fascitoclerical que sufrieron los huérfanos republicanos de la guerra civil. Eso sin contar los críos que desaparecieron dentro del sistema y nunca más sus familias volvieron a saber de ellos.
El estado mira hacía otro lado como si aquí no hubiera pasado nada y eso me subleva.

Alba dijo...

Es impresionante. Y lo que dices de aquí, totalmente de acuerdo. Nadie quiere saber nada. Y si dices algo, es que te gusta remover la mier... Un asco

Saludos

petitapetitesa dijo...

Tapándome la boca para evitar que la nausea vaya a más, he intentar de ese modo no poner perdida la pantalla del ordenador (todo este asunto me parece vomitivo) te diré, que independientemente del tema que planteas, los santos hombres de la santa iglesia, deberían hacer una profunda reflexión (Vale, muchas…pero en particular hay una que me tiene perpleja), es conocida por todos esa inquina manifiesta de los santos hombres por la homosexualidad (Vale, tienen inquina por casi todo lo que tiene que ver con la libre decisión, los derechos, el sexo y casi todo lo bueno…) pero en particular, en el tema de la homosexualidad les he oído decir cosas súper marcianas (vale, en casi todo les he oído decir cosas marcianas…).
Personalmente, no solo entendería que los santos hombres se pasaran la santa castidad por el forro y se comportaran como cualquier mortal con relación al sexo, me parecería lo más normal y humano del mundo; pero he aquí mi sorpresa, parece, y me remito a las estadísticas, que el hecho de ser santo hombre, lleva implícito el gusto, no solo por los niños, lleva implícito el particular gusto por los niños del sexo masculino; y me pregunto ¿Ser santo hombre predispone a la homosexualidad y a la pederastia? Porque de ser así, la santa iglesia debería hacérselo mirar; o plantearse, si no será realmente esa castidad ridícula y absurda, la que hace que se les crucen los cables y acaben convirtiéndose en horribles monstruos. Es posible, que todo fuera tan sencillo como pegar un polvo de vez en cuando (vamos dejar de ser santos hombres de vez en cuando), bajar del cielo y poner los pies sobre la tierra.

Supongo, que jamás de los jamases se plantearan, que todo aquello que va en contra del libre desarrollo del ser humano, acaba por convertirse en una bomba de relojería que termina por estallar; la castración de los deseos inherentes al ser humano, no puede sino engendrar monstruos.


*Excepto a las siete de la mañana (odio madrugar) cualquier hora me parece bien, y como no tengo nada que hacer y no se si tu si, di tu la hora y el sitio.

Besos (las malvadas también besan, que lo sepas)

petitapetitesa dijo...

Como esto de quedar para tomar un café, parece una empresa titánica con este sistema de entradas en el blog, mañana iré a “pa i pernil” a las 10 H, si puedes nos vemos, y sino…

…Que sepas que no soy tan malvada…

(En el blog esta, pero de todas formas, mi correo es: petitapetitesa@yahoo.es, quizás así, sea más fácil lo del café…)

NoSurrender dijo...

el cinismo, la maldad y la ausencia de moral de la Iglesia es una constante en el tiempo y en la historia de este país. No saben lo que es el amor, no saben lo que es tener corazón no saben lo que es la vida. Y no entienden nada, más que de dolor y daño.

La última editorial d ela revista del arzobispado de Madrid decía que si se desliga el sexo del matrimonio, la violación no debería ser delito. Estamos ante una gran falta de humanidad. Absoluta.

Es que el tema me pone de los nervios.

petitapetitesa dijo...

Reírse, es el mejor antídoto para situaciones poco felices.

http://www.eljueves.es/2009/05/21/beyonce_canta_camps.html

Sara dijo...

La iglesia tiene mucho poder, demasiado para los tiempos q corren y para un país q tiene habitantes multiconfesionales. Esto me da asco, mucho asco. Las mas grandes barbaridades siempre se han cometido en el nombre de Dios o bajo su amparo, su miedo o su enorme sombra. Tanta gente sabiendo, callando... q asco.