lunes, 22 de marzo de 2010

La constancia de vivir o sobrevivir








Sigo
andando por la senda
que este otoño
adelantado
cubrió
de hojas muertas.
Sigo
esperando un invierno
que no llega,
un sol
que no abriga
o quizás solo
una luna plena.
Tambores de guerra
resuenan en las colinas
las hordas
se preparan
los muertos
se lamentan
y un desfile
marcial
luce
los viejos estandartes
que vuelven
de nuevo
a la batalla.

No hay comentarios: