Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Contribuyentes

miércoles, 14 de abril de 2010

Talking about a revolution






En la foto de la izquierda se reúnen dos activistas del movimiento asociativo ciudadano . Uno de ellos, el de camiseta negra y dorsal a la espalda es vecino del Cabanyal valenciano, el otro, a su lado, es del madrileño barrio de Carabanchel. Kilómetros de distancia separan estos dos barrios históricos, pero aquí están, en un pequeño café situado junto al Ministerio de Cultura, hablando de los problemas comunes que les han traído hasta aquí a reivindicar los derechos de una ciudadanía que está cansada de ver que la clase política, cada día, se aleja más de los intereses de la gente de la calle, y de como, sus quejas se disuelven, en esta democracia, a golpe de porra.
Los vecinos del Cabanyal han venido a pedir responsabilidades políticas por las cargas policiales sufridas por los manifestantes que, sentados en la calle, trataban de impedir el derribo de sus casas por las maquinas del Ayuntamiento de Valencia. Madrid hace suya esa causa afirmando que solo hay una ciudadanía y asiste al acto en solidaridad. Una ciudadanía unida por los abusos cometidos en nombre de la modernidad y el urbanismo.

Desde el Ayuntamiento y la Generalitat tratan de imponer un nuevo modelo de ciudad, sin ciudadanía, sin alma y sobre la que cae todo el peso de las sospechas de Gurtel y sus intrincadas tramas de corrupción. Construyen nuevos barrios y destruyen la identidad del vecindario.

La derecha responde a estas protestas diciendo que la construcción de la avenida hasta el mar es una reivindicación histórica de la ciudad de Valencia, lo cierto es que es una vieja aspiración burguesa de la derecha valenciana que nunca mostró mucho aprecio (ni respeto) por los barrios obreros como el del histórico Cabanyal. Pero la derecha envalentonada usa su respaldo en las urnas como si de una patente de corso se tratara. No se contenta solo con ampliar la avenida y a los 50 m de ancho necesarios para esta ampliación le añade otros 100 m para nuevos edificios, los antiguos no valen, no son negocio. El pelotazo es tan impresionante que ni el desfile de imputados en los tribunales puede parar esta inercia.



Permitidme que diga, aun a riesgo de parecer ridículo, que el verdadero revolucionario se guía por grandes sentimientos de amor.

CHE, Ernesto Guevara





Carta a la atención de la Ilma. Sra. Ministra de Cultura
del Gobierno de España

La asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, representada por su presidente D. Vicente Patón Jiménez....

Muestra su preocupación ante los gravísimos sucesos que se están produciendo en el barrio del Cabanyal, de la ciudad de Valencia, donde su Ayuntamiento está cometiendo el expolio por derribo de un conjunto y declarado Bien de Interés Cultural en el año 1993, que cuenta con protección extrema de ese Ministerio de Cultura, de enero de 2010, y con mandato de paralización de los derribos por el Tribunal Constitucional en febrero del mismo año; y desea manifestar su repulsa a la actitud del Ayuntamiento de Valencia, que no solo incumple la legalidad del Estado Español sino que muestra el total desprecio a un legado de enorme valor urbanístico, arquitectónico y humano, y a una gran parte de la ciudadanía y del propio barrio, que está en contra de la apertura de una avenida que lo dividiría en dos y conllevaría la desaparición de numerosos edificios de interés y la pérdida de la escala y el carácter unitario histórico del conjunto.

Apoya a ese Ministerio de Cultura en su actitud de defensa de los conjuntos históricos protegidos y declarados Bienes de Interés Cultural, que lo son del Estado Español, como reconoce la Ley del Patrimonio Histórico Español de 25 de Junio de 1985.


Asimismo apoya las reivindicaciones de la plataforma valenciana, "Salvem el Cabanyal", que tan meritoria labor está haciendo por mantener el patrimonio histórico de su ciudad, y solicita como ellos que se paralicen inmediatamente los derribos, se anule el Plan Especial vigente que ha ignorado la protección que supone una declaración de conjunto histórico protegido y Bien de Interés Cultural y se restaure y rehabilite el barrio en su totalidad, incluyendo la reconstrucción de las casas recientemente eliminadas.


Manifiesta su indignación por las violentas actuaciones policiales que se han llevado a cabo para apoyar una política municipal que se podría calificar de delictiva, realizadas con el concurso para inexplicable de la Policía Nacional, cuya labor debería consistir en actuar en defensa de las ordenes del Gobierno de España en vez de apoyar a quienes por todos los medios y subterfugios conculcarlas,

Y solicita el cese del delegado y el subdelegado del Gobierno en Valencia, como responsables de la actuación indebida y desproporcionada de la Policía Nacional, y solicita una explicación aclaratoria del Ministerio de Interior, garante último de las actuaciones de las fuerzas del Orden Público.





2 comentarios:

G. dijo...

Hola LLop, era desconocido para mí este tema y de solo ver en el mapa, las calles, las hermosas casas y un plan para derrumbar todo me dió terror.
Muy clara tu nota y nada que agregar pero, sabés que opino que hay ausentes importantes, esos que escriben sobre historia, memoria, y los de agudas críticas a la modernidad y el urbanismo....podrían sumarse. Ya sé que su espacio es otro, pero todos somos ciudadanos.

Aunque lejos, va mi apoyo para Valencia.
G.

PD: Maravillosa frase del Che Guevara

petitapetitesa dijo...

Estoy de acuerdo contigo G.
Pero me gustaría matizar el detalle de las pronunciaciones de, entre comillas, los personajes mediáticos, sobre todo, aquellos relacionados con la cultura en el más amplio sentido de la palabra; es cierto que facilitan la visualización en los medios de este tipo de asuntos, facilitan su difusión y el problema adquiere unas características muy determinadas, pero al mismo tiempo dejan en un muy segundo plano, a los verdaderos protagonistas de la historia, el fin es el mismo, la solución de una injusticia, un abuso o como en este caso, los evidentes intereses más que espurios de unos gánsteres.
Pero insisto, los problemas reales de la gente, (De por si poco interesantes e importantes para la mayoría) quedan en un segundo plano, lamentablemente interesa más lo que diga un rostro conocido, que lo que en un noticiario pueda contar un señor jubilado con una pensión vergonzosa y al que las administraciones publicas pretenden quitarle sus propiedades por prácticamente nada, para dárselas a determinados personajes para que se forren especulando con ellas.
Somos tan memos, que preferimos que un portavoz con currículo nos hable del tema a debate, que oír las miserias relatadas por los propios afectados, no tiene el mismo “Glamour”
Deberíamos hacer una profunda reflexión sobre este tema, preguntarnos porque una injusticia es mayor si la respalda un rostro conocido.
Y vuelvo al principio, estoy de acuerdo contigo, si no sales en los medios y estas respaldado por alguien importante o de peso, no existes, y mientras esta percepción no cambie, hay que echar mano a todo lo posible, (Y a veces a lo imposible).

Un beso